Cómo saber si estás tratando con un manipulador emocional

Foto de pixabay.com

Los manipuladores emocionales trabajan con más sutileza que los normales. Estos, utilizan las palabras, lenguaje corporal y comportamientos inusuales para hacerte sentir mal, provocar alguna reacción en particular o recibir la respuesta que esperaban. Pueden hacerte llegar al punto de conceder todos sus deseos, sin importar si son buenos o malos.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Por la ‘suavidad’ con la que trabajan, son muy difíciles de identificar. Para ello, te traemos las maneras en que un manipulador emocional trabaja, para que lo identifiques y lo detengas a tiempo, antes que te tengan a su merced:

  • No se puede ser honesto con un manipulador: no tiene caso tratar de usar la honestidad como arma contra un manipulador, siempre darán vuelta a todo lo que digas, así tú tengas razón, te harán sentir que no. Por ejemplo, le dices: estoy molesta porque olvidaste mi cumpleaños, y recibirás una respuesta como esta: “Me da mucha tristeza que pienses que olvidé tu cumpleaños, debí decirte por el gran estrés que estoy pasando en este momento, pero no quise arruinar tu día. Tienes razón, debí olvidar todo este dolor y enfocarme en tu cumpleaños. Lo siento”. A pesar de que dice que lo siente, mientras lees las palabras no se siente como una disculpa ¿verdad? Es su manera de hacerte sentir mal y poner el juego a su favor. No aceptes excusas tan baratas como estas, siempre mantente firme y confía en que tú tienes la razón.
  • Son muy colaboradores: cuando le pides que te acompañen a algún lugar, o que te ayuden en una tarea, siempre estarán dispuestos, incluso, pueden hacerlo de manera voluntaria sin que se lo pidas. Pero, cuando están en plena jornada, comienzas a notar señales en su cuerpo, gestos que te hacen sentir como si no quisiera hacerlo. Cuando se los haces saber, te dicen que no, que sí quieren hacerlo y que estás siendo irracional. En este caso, lo que debes hacer es no caer con esas señales y, si se pone muy intenso, lo mejor es ignorarlo y dejarlo solo con todo su drama.
  • Dicen algo y luego lo niegan: una de las cosas más locas que hacen los manipuladores es decir algo hiriente, y luego negarte totalmente que ellos dijeron eso. Si te encuentras en una relación donde tienes que llevar un registro de cuándo y qué se dijo, seguro estás sufriendo esta manera de manipulación emocional. De hecho, pueden manipularte a tal punto de hacerte dudar de la realidad. Si esto te está sucediendo, debes dejar esa relación, no es nada saludable para ti.
  • Trafican la culpa: los manipuladores emocionales son especialistas en hacerte sentir culpable por cualquier cosa, por hablar o no hablar, porque les importas o porque no les importas, en fin, por TODO. Es una de las maneras utilizadas, y tiene como finalidad que hagas cualquier cosa por reducir ese sentimiento de culpa que te han creado. Algunos utilizan la compasión para ello, te inspiran que necesitan ayuda, apoyo, cuidado. Si esto te sucede, tienes que hacerles saber que no vas a resolver sus problemas, que deben luchar sus batallas ellos solos.
  • Juegan sucio: muchas veces suelen jugar sucio, hablando a tus espaldas, haciendo que las personas te digan lo que ellos no te dicen directamente. También suelen decirte un montón de halagos y luego te hacen sentir mal. Por ejemplo: “claro que quiero que vuelvas a estudiar y te apoyaré en eso” y la noche anterior a un examen, tu casa es un caos, se dañó la cocina, los niños lloran, la televisión a todo volumen y lo único que te puede decir esa persona es: “no puedes pretender que la vida se detenga porque tienes un examen”. No guardes tu molestia, grita, llora, desahógate.
  • Siempre exageran: no importa la situación que te encuentres, los manipuladores siempre tendrán algo mayor que tú, siempre habrán vivido una experiencia peor que la tuya, siempre tendrán algo mil veces peor que tú. Por ejemplo, si le dices que tienes un dolor en el abdomen, él te dirá que eso no es nada, que él tiene un tumor allí. Siempre quieren ser el centro de atención, y si se los haces saber, te tacharán de egoísta. No te molestes, solo ignóralos y déjalos solos con su drama.
  • Tienen habilidad de impactar las emociones de quienes los rodean: cuando un manipulador emocional se encuentra triste o molesto, todos alrededor de él lo perciben y se sienten de igual manera. Eso da lugar a la respuesta instintiva de hacer que el ambiente mejore, y la vía más corta, obviamente, es hacer sentir bien al manipulador. Si pasas demasiado tiempo con este tipo de personas, puedes llegar a olvidar que tienes necesidades propias. Ignóralos y prioriza tus sentimientos.
  • Son irresponsables: no quiere decir que no hagan sus tareas, sino que no toman responsabilidad de sus acciones o sus comportamientos, siempre la culpa la tiene alguien más. Otra de las maneras de saber que estás lidiando con un manipulador es que tratan de establecer una relación íntima compartiendo información muy personal acerca de ellos mismos.

No permitas este tipo de abuso emocional en tu vida. Algunas personas piensan que con tiempo, comunicación y otros factores se puede llevar la vida en paz con un manipulador emocional. Para otros, la vida es demasiado corta para ello y es mejor sacarlos de tu vida. ¿Cuál piensas tú es la mejor manera?

Con información de: EightEasyWaysto Spot anEmotionalManipulator





Deja tu comentario



Close