El primer coche de la historia corría a 11km hora ¿Te lo imaginas?

Foto cortesía de: www.pixabay.com

El primer carro de la historia se desplazaba con una velocidad de apenas 11 kilómetros por horas. Estos coches, diseñados en Estados Unidos a finales del siglo XVIII, eran tan lentos, que los policías de Nueva York podían alcanzarlos en bicicleta para detenerlos y multarlos por exceso de velocidad.

Esta es sólo una de las curiosidades que rodean al mundo de los vehículos automotores y que un artículo de la revista electrónica especializada en ciencia y tecnología, Muy Interesante, reseña junto con otras muy divertidas. Entre ellas, destacan las siguientes:

– La primera multa por exceso de velocidad se impuso en 1902 a un conductor de nombre Harry Myers, quien sembraba el pánico en las vías de su ciudad manejando su vehículo a la desproporcionada velocidad máxima de 20 kilómetros por hora.

– El automovilismo no ha sido sólo cosa de hombres. Las mujeres también han jugado un papel trascendental en el desarrollo de la tecnología para carros. Una de ellas fue Mary Anderson, una joven estadounidense, quien inventó, en 1903, el primer limpia parabrisas. Otras mujeres también fueron las responsables de la creación de las bujías, el embrague y hasta el carburador.

– El Fort, modelo T, fue el primer vehículo producido en líneas de montaje, es decir, en cadena. Eso ocurrió en 1908. Inicialmente, el coche se fabricó en la Planta Manufacturera de Piquette, pero tiempo después la fábrica se trasladó a Highland Park, debido a la gran cantidad de carros que le fueron pedidos. En 1916, 55 % de todos los carros del mundo eran Ford, modelo T, lo que se convirtió en un record que aún no ha podido ser superado.

– Los primeros vehículos no contaban con volante como los actuales. Para poder conducirlos, se utilizaban palancas, conocidas con el nombre de “timones”.

– El primer radio para un vehículo se fabricó en 1929. A partir de este momento, escuchar música o noticias se hizo tan popular a la hora de manejar, que en la actualidad es impensable un carro sin radio reproductor.

– El atasco, o tráfico, más largo del mundo fue de 180 kilómetros de largo y se produjo entre las ciudades francesas de París y Lyon, en 1980. El segundo más largo se produjo en 1993 y fue de 160 kilómetros, teniendo como epicentro la ciudad de Hamburgo, en Alemania.

– La corneta de la mayoría de los carros fabricados en Estados Unidos suena con la nota musical “Fa”.

Como ves, estas son curiosidades de la historia que vale la pena leer.

Fuente: Muyinteresante.es



Pinea esta imagen en Pinterest!




Deja tu comentario



Close