Si padeces estos síntomas podrías tener anemia

Foto de pixabay.com

Debilidad y somnolencia son las primeras señales que te enviará el organismo si comenzarás a padecer anemia. Esta enfermedad se define como la disminución de la concentración de hemoglobina en la sangre. La hemoglobina es una molécula que se encuentra en el interior de los glóbulos rojos en la sangre y sirve para transportar el oxígeno hasta los tejidos.

La anemia es una de las causas por las que muchas personas asisten a un especialista de la salud. Esta enfermedad se produce por tres motivos principales:

  • La destrucción de glóbulos rojos: da origen a la anemia hemolítica. En este caso la médula ósea no puede compensar la demanda de nuevas células por parte del organismo. Esto se presenta por haber ingerido algún antibiótico o anticonvulsivo.

También puede darse la anemia hemolítica autoinmunitaria: en ella el sistema inmunológico confunde a los glóbulos rojos con células invasoras y comienza a destruirlos. En otras ocasiones se da por herencia, dándole paso a la anemia hemolítica heredada, la cual comprende a la anemia falciforme, la talasemia, la deficiencia de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa y la esferocitosis hereditaria.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

  • Pérdida de sangre.
  • Producción inadecuada de glóbulos rojos.

Para determinar si estás padeciendo el síndrome anémico, debes prestarle atención a algunos signos y síntomas:

  • Palidez: se da porque es una consecuencia directa del cierre de los vasos sanguíneos y del descenso de la concentración de la hemoglobina en la sangre.
  • Astenia: te sientes cansado.
  • Disnea: se denota la sensación de falta de aire.
  • Sientes fatiga muscular aunque el esfuerzo que hayas realizado sea pequeño.
  • Taquicardia
  • Palpitaciones
  • Si la anemia es muy fuerte la respiración se vuelve muy rápida, incluso puede darse pérdida del conocimiento.
  • Alteraciones en la visión.
  • Dolores de cabeza.
  • Si la anemia es grave aparece la hipoxia cerebral, cefaleas, vértigos y en algunos casos, quien la padece puede caer en estado de coma.
  • Manifestaciones neuromusculares: cambio de conducta, cefaleas, vértigos, trastornos visuales, insomnio, falta de concentración y en algunos casos, la persona se encuentra desorientada.
  • El ritmo menstrual se ve alterado: se dan reglas abundantes – hipermenorrea- esta causa es muy frecuente en mujeres jóvenes. Si la anemia es intensa, pasa lo contrario, el ritmo menstrual disminuye –amenorrea-
  • Cambios renales: se da retención de líquidos, lo cual contribuye para que aparezcan edemas e incluso se hinchen las piernas.
  • Trastornos digestivos: náuseas, anorexia y en algunas ocasiones estreñimiento.

Cabe destacar que hay muchos factores que pueden influir en los síntomas que se presenten como la edad, el estado nutritivo, si padece de insuficiencia cardíaca o respiratoria antes de haber iniciado el síndrome anémico.

Así que si crees estar enfrentando un cuadro de anemia, consulta a un especialista para que te saque de dudas y comiences a tratar el padecimiento a la brevedad.

 

Fuentes: wikipedia.org , webconsultas.com





Deja tu comentario



Close