Sal marina vs Sal procesada ¿cuál es mejor para tu salud?

Foto: Pixabay.com

Casi todas las personas tienen en su mesa, al momento de comer, dos pequeños envases, uno con azúcar blanca y otro con sal procesada. El segundo es muy utilizado para agregarle sabor a los alimentos que consumimos, pero ¿en realidad es saludable lo que hay dentro de ese pequeño envase? Quizá toda tu vida has estado comiendo con el enemigo, y uno muy peligroso, ya que afecta a tu salud.

Aquí te dejamos la comparativa de cada una de las sales, para que decidas si las cambias o sigues consumiéndola:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Sal procesada:

  • Durante su producción, se remueve la mayoría del yodo, por lo que en su mayoría lo que queda es cloruro de sodio.
  • En el proceso también se le añaden diversos químicos que la mantienen blanca y seca.
  • Cuando se procesa pierde los posibles nutrientes que podía ofrecerle a tu cuerpo, lo que la hace innecesaria para tu organismo.
  • Se necesita mayor cantidad para salar la comida.

Sal marina:

  • Es obtenida mediante procesos totalmente naturales.
  • No es necesaria demasiada cantidad para salar los alimentos.
  • Además, proporciona los siguientes beneficios para tu salud:
    • Beneficia los músculos: sus componentes ayudan a mantener la tonicidad y fuerza en los músculos. Además, contribuye al buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales, que permiten el desarrollo correcto del cuerpo.
    • Es buena para la digestión: la sal marina posee cloruro, un elemento que favorece a la digestión, ya que permite la producción de los ácidos necesarios para digerir las proteínas de manera correcta. Además, ayuda en la absorción de los nutrientes de los alimentos en los intestinos.
    • Aporta magnesio: la sal marina también posee magnesio, un elemento que contribuye en muchos aspectos de nuestra salud, tales como: la formación del esmalte dental, formación ósea de manera correcta y la prevención de enfermedades cardiovasculares.
    • Beneficia el ciclo del sueño: según los expertos, si se bebe una taza de agua caliente con un poco de sal marina antes de acostarse, el sueño será más profundo y duradero.
    • Mejora tu cerebro: esta sal ayuda a que los electrolitos se mantengan en el cuerpo, estos pequeños organismos son vitales en la comunicación entre las células cerebrales y en el procesamiento de la información en el cerebro. Los expertos recomiendan que los niños la consuman para que tengan un desarrollo cognitivo adecuado.

Ahora que ya sabes cuál es la más beneficiosa, no creo que dudes en cambiar el envase de tu mesa por uno de sal marina. Eso sí, hay que acotar que no debe ser consumida en exceso. Su sabor es muy fuerte por lo que no es necesario aplicar mucho en las recetas para salar.

Con información de: Hábitos. MxConsejos del Conejo





Deja tu comentario



Close