7 Efectos de las aguas termales en la salud

Foto de pixabay.com

 

Las aguas termales son aquellas aguas minerales que nacen del suelo y que cuentan con más de 5ºC de temperatura en la superficie. Estas aguas vienen de las capas subterráneas de la tierra, las cuales se encuentran a una mayor temperatura y están llenas de muchos componentes minerales, motivo por el cual se utilizan con fines terapéuticos como baños, inhalaciones, irrigaciones y calefacción.  Generalmente las aguas termales se encuentran en una falla terrestre y suben en forma de vapor o de agua caliente.

Dependiendo de la temperatura que tengan, nace la clasificación de las aguas termales:

  • Frías (menos de 20ºC)
  • Hipotermales (20 -35ºC)
  • Mesotermales (35 – 45ºC)
  • Hipertermales (45-100ºC)
  • Supertermales (100 – 150ºC)

Las aguas termales están compuestas por diversos minerales: hierro, cloro, azufre, magnesio, cloro, calcio, sodio y bicarbonato. Cualquier país del mundo puede tener aguas termales, las más importantes del mundo están ubicadas en Puerto Rico, Honduras, Estados Unidos, Panamá, Chile, Perú, Bolivia, Colombia, Japón, Islandia, México, Nueva Zelanda, Venezuela, Uruguay, Argentina y España.

Las aguas termales tienen muchos efectos beneficiosos para el organismo, entre ellos destacan:

1.- Darse un baño en esas aguas aumenta la temperatura corporal, mata gérmenes y virus. Incrementa la presión hidrostática, la circulación sanguínea y la oxigenación, ayuda a disolver y eliminar toxinas.

2.- Aumenta la oxigenación, mejora la alimentación de todos los tejidos y ayuda a los procesos metabólicos y facilita la digestión.

3.- Si los baños termales se hacen de forma consecutiva por tres o cuatro semanas, las funciones endócrinas y el del sistema nervioso se normalizan.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

4.- El agua termal mejora y estimula el sistema inmune, relaja la mente, aumenta la producción de endorfinas y controla las funciones glandulares. Todo esto se debe a los minerales que contienen dichas aguas.

5.- Algunas enfermedades de la piel mejoran con el agua termal, en especial si contiene azufre. Estos padecimientos son: psoriasis, hongos y dermatitis. Además sirve para curar heridas y distintas lesiones en la dermis.

6.- Tiene un efecto depurativo para la sangre.

7.- Disminuye el dolor y relaja la tensión concentrada en los músculos y las articulaciones.

Se cree que el conocimiento de los beneficios de las aguas termales data del hombre primitivo de la edad de piedra, los primeros balnearios que se conocen son de hace 2.000 años a.C. Los griegos también conocieron sus ventajas y practicaban las técnicas hidro terapéuticas.

Si estás pensando en visitar las aguas termales de tu país, toma en cuenta las siguientes consideraciones para que tengas un buen disfrute:

  • El mismo día que llegues a las aguas termales se recomienda no bañarse. El cansancio del viaje y la poca costumbre al microclima puede hacer que te enfermes. Si la piscina tiene una temperatura muy alta puede que te sientas mareado o desganado.
  • Quédate en las piscinas solamente el tiempo recomendado.
  • Después de almorzar puedes ingresar a las aguas termales luego de dos horas.

Recuerda consultar con tu médico si tienes algún padecimiento para que no se te presente ningún inconveniente y puedas disfrutar del paseo.

Fuentes: blog.ciencias-medicas.com , mejorconsalud.com





Deja tu comentario



Close