Cómo curar el herpes en la cara

El herpes es una enfermedad de la piel en la cual que consiste en la erupción o presencia de pequeñas ampollas,que, al romperse, generan costras y pueden salir cerca de los labios o de las fosas nasales. Existen distintos tipos de herpes, y aunque ninguno de ellos tiene cura, si tienen tratamiento.

Cuando el virus del herpes está en el cuerpo este se instala en las células nerviosas y no puede ser eliminado. EL brote puede ocurrir esporádicamente o con mayor frecuencia, todo depende de la persona y generalmente aparece en quienes tienen su sistema inmunológico debilitado o están bajo mucho estrés.

Contraerlo es fácil, se puede pegar por besar a alguien que tenga el virus, pegar la boca en una fuente de agua, beber del vaso de alguien que esté contaminado o realizar sexo oral a quién padezca de herpes genital.

Para tratar el herpes los médicos colocan ungüentos o cremas con antivirales, pero a continuación te daremos algunos remedios naturales para que ataques esas molestas lesiones.

El aleo vera y el tomate tienen ingredientes que actúan como secantes de la lesión, por ello se recomienda preparar un ungüento con el cristal del aloe vera y medio tomate que deberás aplicar sobre el brote en la mañana y la noche durante tres días.

Otra opción es aplicarte limón, ya que este gracias a sus propiedades antisépticas evitará que se infecte la lesión. Además, esta fruta al igual que la lima son potentes antibióticos y antivirales. Ten en cuenta que puede arder al momento de colocarlo sobre el brote, pero te ayudará. Aplícatelo tres veces al día siempre que no vayas a la calle a tomar sol porque podrías ocasionar una mancha.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Una mezcla de miel con vinagre también ayudará a eliminar la lesión. Ambos ingredientes tienen capacidades antibióticas y antisépticas. Deja la mezcla 15 minutos y luego retira con agua templada sin restregar.

Si te gustan las infusiones prepara té negro y luego que esté listo toma el saquito y deja que se enfríe un poco, después colócatelo sobre la lesión.

El ajo es otro alimento que por sus poderes antisépticos ayudará a combatir el molesto herpes. Corta un diente de ajo por la mitad y ponlo sobre el brote durante dos minutos. No enjuagues.

Consumir leche con regularidad te permitirá alejar el brote de herpes gracias a la lisina, que inhibe el aminoácido productor de los brotes de herpes. También lo puedes aplicar con un algodón si ya tienes la lesión.

Recuerda consultar a tu médico ante cualquier anormalidad, ya que el como especialista es quien te orientará sobre los remedios que puedes aplicar.

 

Fuentes: cuidartupiel.com , remedioscaserosparaelherpes.net





Deja tu comentario



Close