Conoce cómo tratar el problema del maltrato causado por nuestros hijos

(Imagen: Unsplash.com)

En las escuelas es muy frecuencia toparnos con casos en los que los niños son víctimas de otros niños por maltrato, para lo cual es muy importante la vigilancia total por parte del personal docente de la escuela, así como por los padres, tanto del niño maltratado como del maltratador.

En el caso de los niños maltratadores, muchos padres suelen ignorar las conductas violentas de sus hijos en la escuela y jamás llegan a pensar de lo que serían capaces de hacer, lo cual puede indicar que los niños en este caso están atravesando por un problema emocional muy grave, el cual se manifiesta a través del maltrato.

Cuando no existe un plan preventivo y surge el problema del maltrato, es imperativo crear un equipo de profesionales, entre psicopedagogos, psicólogos, maestros y, no menos importantes, padres o representantes, para buscar soluciones al problema, tanto en la víctima como en el niño que debe ser tratado de forma adecuada para sanar sus problemas emocionales que lo llevan a tener una conducta agresiva con sus compañeros.

De acuerdo con lo expertos, se recomiendan varias formas para tratar a un niño que presenta conductas violentas, cuando existen dos escenarios, tales como:

  • La negación: se trata del acto de ocultar reiteradamente que no fue él quien hizo daño. Sin embargo, hay negaciones que son ciertas, de hecho, en la mayoría de los casos según arrojan los estudios. En todo caso, lo importante es que antes de asumir que ha sido nuestro hijo, acudamos a la institución escolar para aclarar con todos los presentes en el caso a tratar.
  • Justificación: muchos niños admiten cometer un acto de violencia contra su otro compañerito por varias razones, las más justificables pero no aceptables son el hecho de que quien resultó siendo la víctima, fue el que inició la confrontación. A tal efecto, siempre es importante saber el origen de todo, dado a que debe canalizarse con mucha vigilancia.

En este sentido, algunas formas de tratar el problema, una vez teniendo a todos los involucrados identificados y agrupados, son:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

-Terapia familiar: la participación de la familia es fundamental para sacar al niño violento de su estado emocional afectado y para que pueda sanar, nada mejor que mejorar los nexos con sus padres y hermanos.

-Terapia grupal: por ser niños, están en una etapa donde comienzan a desarrollar su personalidad y así durante toda la adolescencia. Por eso, las diferencias entre grupos puede ser una realidad y hay que atacarlas en el sentido de promover el buen trato y la tolerancia, pese a las incompatibilidades de estos.

La vigilancia y el apoyo de todos los adultos que se involucran indirectamente con la situación, son la clave para tratar este problema de raíz.

Fuente: Padres e hijos

 

 

 





Deja tu comentario



Close