5 Situaciones por las cuales no debes disculparte

Imagen cortesía de www.pixabay.com

Las disculpas constituyen una práctica de liberación que hace más llevaderas las relaciones humanas, independientemente del medio donde se desarrollen, pues demuestran el grado de madurez y humildad de la persona que la ejecuta. Sin embargo, existen casos en los cuales pedir disculpas no debe ser necesario ni tampoco implicar una conducta que afecte a la persona que comete la franqueza de decir algo que pueda ser objeto de demandas de disculpa por parte de los receptores.

En tal sentido, te indicamos cinco situaciones por las que no debes hacer menor caso a dar una disculpa:

1- Si amas a alguien, no debes disculparte por ello

No somos responsables de nuestros sentimientos. Ellos se manifiestan y de nosotros depende canalizarlos. Cuando le confesamos a esa persona lo mucho que nos importa y relevamos nuestro amor, estamos abriéndonos demasiados emocionalmente como para tener que disculparnos por clarificar lo que sucede con nuestras emociones.

2- Decir ‘no’ no es motivo de disculpa

Eres libre para decidir y poner límites en tu vida. Es por ello que no tienes que disculparte si a la otra persona tu negativa resulta desagradable o incómoda. No sientas responsabilidad por el parecer de los demás si eso significa ceder tus propias convicciones.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

3- Dedicar tiempo para ti mismo

A nadie debes explicarle, ni con nadie deberás disculparte, si lo que deseas es estar un momento haciendo lo que quieres hacer. La intimidad es un hábito que debe practicarse siempre por eso es tu momento sagrado, el tiempo que dedicas a nutrir tu espíritu y tu cuerpo, no tienes que disculparte por que otra persona tenga el concepto de que está mal lo que haces.

4- Luchar por tus sueños

Nadie dijo que sería sencillo seguir un sueño, sobre todo cuando existe gente alrededor a la que pareciere darle placer que no lleguemos a la meta. Lo mejor que puedes hacer es trazarte el rumbo y hacer a un lado todo saboteo o crítica que te impida o intente impedirte desistir de tus sueños más deseados.

5- No tener una respuesta en el instante que se requiere

Como seres humanos, tenemos nuestras dudas e inquietudes sobre lo desconocido. Si somos objeto de interrogatorios o de nosotros esperan una pronta respuesta y no es posible darla aún, no te sientas responsable. No hace falta disculparte por ello; en todo caso, antes de tomar una decisión incorrecta por no haber tomado el tiempo ideal para responder puede generar problemas mañana y eso puede prevenirse.

Por estas razones, no te culpabilices ni ofrezcas disculpas si todavía no tienes una respuesta definitiva.

Fuente: http://mba.americaeconomia.com/



Pinea esta imagen en Pinterest!




Deja tu comentario



Close