Cómo crear un fondo de emergencia financiero

En toda familia siempre va a haber un momento en el que ocurran situaciones que nos obligan a recurrir a un dinero que, muchas veces, no tenemos. Lo llamamos gastos imprevistos porque la mayoría de nosotros no solemos tener la costumbre de apartar un porcentaje para este tipo de eventos que no esperamos que sucedan, pero que se presentan aun cuando no lo deseamos.

Es por ello que es tan importante estar preparados financieramente. Decir, por ejemplo: “es que nos tomó por sorpresa” o “no imaginamos que algo así podría suceder”, no es más que una imprudencia.

Pero, ¿qué es un Fondo de Emergencia?

Según la página web Pro-ahorro el fondo de emergencia “Es una cantidad de dinero, en una cuenta remunerada o depósito, al que puedas acceder fácil y rápidamente y que solo se utilizará en caso de emergencias o gastos imprevistos muy elevados”.  Como ves, su único propósito es ser usado en caso de emergencia, por lo tanto, no debe ser usado para comprar un auto nuevo, remodelar la casa o adquirir cualquier otro bien.

Este es un recurso del que no puedes prescindir. Nadie tiene el futuro asegurado y pueden ser muchas las situaciones que surjan en el camino y si no te has preparado entonces tendrás que endeudarte o vender objetos que no tenías pensado. En caso de pérdida del trabajo, de una avería en el automóvil, el daño de un electrodoméstico, una enfermedad o la muerte, siempre necesitamos disponer de un dinero extra. Y, por lo general, no es fácil conseguirlo prestado y mucho menos endeudarse durante mucho tiempo.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

banner-sip90

¿Qué cantidad debo guardar?

El monto lo decides tú. Va a depender de los ingresos y gastos que tengas y de lo estable que pueda ser tu trabajo. Los expertos en finanzas familiares recomiendan tener un fondo de emergencia que cubra los gastos de entre 3 y 6 meses como mínimo y 2 años como máximo. Aunque este último te resulte más difícil lograrlo, puedes llegar a reunirlo.

Si tienes deudas, primero que nada, sal de ellas. Después elige el producto financiero en el que te conviene más depositar tu dinero. Recuerda que la idea es que puedas tener la disponibilidad de acceder a él en el momento que lo desees.

Luego, establece una meta. Para terminar un fondo de emergencia necesitarás mucho tiempo, es por ello que lo mejor es ponerte objetivos pequeños y, poco a poco, ir aumentando la cantidad.  Por ejemplo, reunir un mes de gasto, después tres meses e ir creciendo progresivamente.

Si ves que tu cuenta va incrementándose y no ha surgido la necesidad de hacer uso de ese dinero, entonces toma un porcentaje de él para invertirlo. Así podrás sacarle el mejor provecho.

Fuente: Proahorro.com



Pinea esta imagen en Pinterest!




Deja tu comentario



Close